Viajar en Navidad

Cómo aún nos queda una semanita de fiestas, hay que aprovechar el teimpo. Aish, la Navidad, sin duda una época más que especial para celebrar y juntarse con seres queridos. Pero también es una excelente oportunidad para convertir estos días festivos en un viaje inolvidable. Conocer nuevos destinos o regresar a nuestra ciudad favorita para verla relucir con las luces navideñas. Ideas para apovechar las fiestas:

Nueva York
Nueva York resplandece con un glamour especial para las fiestas. Lo que la convierte en uno de los destinos para viajar en navidad más buscados. Un clásico de la navidad neoyorkina es el “Radio City Christmas Spectacular” un magní­fico espectáculo de City Hall a puro espíritu navideño.

Otro Imperdible es la “Shopping Week”, la semana para los regalos navideños, donde cada tienda se luce con bellí­simas decoraciones navideñas. Y por supuesto- el mágico árbol de Navidad del Rockefeller Center. Hablamos de salir de marcha por Nueva York, ¿os acordáis?, podéis consultarlo siempre, aquí­.

Rovaniemi
Ubicado en la región de Laponia en Finlandia, Rovaniemi es nada menos que el lugar donde nació Papá Noel. Es un pintoresco un poblado con casas de madera, montañas nevadas, renos y trineos. Muy cerca de la Rovaniemi se encuentra el parque temático Santa Claus Village, que visitan miles de personas para la Navidad. El parque cuenta con atracciones y tiendas, por ejemplo, la oficina de correos donde Santa Claus recibe las cartas de las niños pidiendo sus regalos. Ya hablamos, ¿os acordáis?

Belén
Es una propuesta muy especial, que puede resultar uno de los viajes más importantes de la vida para los creyentes. Visitar Belén nos da la oportunidad de conocer el lugar donde se encontraba el pesebre en el que nació Jesucristo, algo sin dudas muy emocionante. Además, recorriendo Belén, tendremos la posibilidad de encontrar objetos religiosos y souvenires de la Navidad.

Londres
En Londres la Navidad no sólo es un deleite para los ojos con sus calles iluminadas o el bello Árbol de Trafalgar Square. Es también un placer para los oí­dos. Los villancicos tradicionales se escuchan por doquier. Además en los auditorios de la capital inglesa hay conciertos especiales de Navidad. En algunos, el público es bienvenido a sumarse a los cantantes.

Otro clásico del invierno y la navidad en Londres es patinar sobre hielo en una de las tantas pistas de la ciudad. Para las compras, hay mercados navideños con artesaní­as, objetos de diseño, artí­culos de colección, además de los regalos más típicos en las grandes tiendas londinenses.

Madrid
La navidad en Madrid es otro imperdible, y por supuesto una propuesta más alcance del bolsillo para los españoles. La ciudad capital nos ofrece la experiencia de navidad inolvidable. Disfrutar de cuentos y música navideña en la Plaza Mayor, disfrutar de las pistas de patinaje sobre hielo y los mercadillos navideños.

Una mención aparte merece la deslumbrante iluminación de los más bellos edificios de Madrid, como por ejemplo el Palacio de las Comunicaciones. A esto esto se suma una actividad artística de lo más variada. Una ciudad imperdible en Navidad, para españoles, extranjeros y madrileños también.

Roma
Otra ciudad que indudablemente está marcada por la religión es Roma. Aquí­ las celebraciones de la Navidad son únicas. La mayor atracción probablemente son las procesiones de antorchas que celebran el nacimiento del Niño Jesús. En la Plaza de San Pedro y la Plaza Navona los mercados navideños ofrecen deliciosos dulces, artesaní­as y las tradicionales monedas de chocolate.

Buenos Aires
En el centro porteño las principales avenidas son decoradas con un sin fin de luces blancas que cuelgan como guirnaldas dando un efecto mágico a las calles. La Nochebuena en Buenos Aires tiene un clásico: es imperdible el cielo iluminado por fuegos artificiales estallando por doquier cuando dan las doce.

Para los amantes de las compras navideñas, los centros comerciales de Buenos Aires son un atractivo ideal. Además del cambio de moneda muy favorable y los productos libres de impuestos, los shoppings abren hasta la madrugada, ofreciendo grandes descuentos sorpresivos.

París
Parí­s brilla más que nunca en Navidad. Las luces visten los Campos Eliseos, la Torre Eiffel y la Noria. El enorme Árbol navideño de Notre Dame es un punto imperdible. El invierno nos da la increible posibilidad de patinar en hielo bajo la mismí­sima torre Eiffel.

En las vísperas de la navidad muchos franceses acostumbran a cenar en uno de los magní­ficos restaurantes que tiene París. Y, el broche final, el show de fuegos artificiales del Sena, una experiencia inolvidable.

Rí­o de Janeiro
Rí­o de Janeiro tiene una particular forma de vivir las fiestas, con la alegrí­a y pasión que caracteriza a Brasil. Un atractivo muy original es el Árbol de Navidad flotante más grande del mundo, una maravilla de luces que a la deriva en el agua generando un muy bello efecto.

Quienes puedan estirar su estancia hasta Año Nuevo verán el ritual popular de lanzar al mar pequeños barcos con ofrendas y flores. Una Navidad diferente con el calor tropical y el encanto de una de las mejores playas del mundo.

No hay comentarios, Deja tu comentario

Opina sobre “Viajar en Navidad”

Antes de viajar

Consulta nuestras ofertas en casas y apartamenos de alquiler.