Interhome se diferencia de las demás empresas de alquiler vacacional porque no es un simple intermediario entre propietario y huésped, sino un minorista que se dirige al consumidor final. Empleados de Interhome, agencias asociadas y encargados de llaves privados reciben y atienden a los huéspedes en el lugar y les ofrecen un amplio servicio.

Gracias a esta presencia local, los huéspedes de Interhome cuentan in situ con el apoyo de  un interlocutor en todos los idiomas más habituales que estará siempre a disposición de los huéspedes.  Nuestra línea de atención durante las 24 horas brinda seguridad adicional a los clientes de Interhome.