En cualquier momento usted nos puede informar de los días en que desa hacer uso de su alojamiento por teléfono, correo electrónico o fax y nosotros introduciremos los datos en el sistema para bloquear esas fechas de modo que no puedan entrar reservas de clientes durante los días que usted hará uso del alojamiento. Evidentemente, usted no debe pagar nada.

Sin embargo, se recomienda no hacer esas reservas durante temporada alta puesto que reducen la ratio de ocupación.